Mr. Wonderful o aprender a gestionar la frustración.

By marzo 9, 2017Blog
aprender a gestionar la frustración

Tazas, agendas, calendarios, bombones, llaveros… y todo lo que puedas imaginar en frases motivacionales serigrafiadas y listas para decorar todo tu entorno en tonos pastel.

El mundo de Mr Wonderful se apodera de nuestras emociones y nuestros pensamientos para volverlo todo de color de rosa.

Y aquí viene la gran pregunta:

¿Debemos dejarnos llevar por “nada es imposible” o “con esfuerzo todo se consigue”?

¿o pensar que todo está a nuestro absoluto alcance generará frustración en

el momento en que nos demos cuenta de que no siempre es cierto?

 

Es tal, el número de fans y detractores de esta marca que hasta se ha ganado un archienemigo, Mr puterful, que se corona con frases tan… tan… bueno, con frases como esta: un día intenté ser normal y fueron los peores 5 segundos de mi vida; todo es posible si eres Brad Pitt, pero recuerda, tú no eres Brad Pitt.

Muchos consumidores de esta felicidad incansable creen que es de eso precisamente, de felicidad incansable, de lo que va la vida; es decir, de positivismo, de sonreír ante todo y a todos, de no llorar, de no sufrir, de que todo es posible y ni se te ocurra plantearte lo contrario.

Incluso muchas personas creen que de esto va la psicología, o más concretamente lo que se ha venido a llamar psicología positiva.

Pero tengo una noticia que darte:

 

LAS EMOCIONES NEGATIVAS ESTÁN AHÍ, Y EXISTEN POR ALGUNA RAZÓN

 

En una sociedad en la que constantemente publicamos nuestra vida ante los demás, la felicidad vende.

Tras la ruptura de una pareja lo más seguro es que no veas a ninguno de sus miembros publicando fotos que digan: “he sufrido una ruptura que me ha impedido dormir durante varios días, pero he decidido que voy a aprender de ello poco a poco”, todo lo contrario, lo que verás son 150 nuevas fotos en su perfil en las que no paran de salir y disfrutar de infinitas fiestas en los sitios más cool de su ciudad, pero todos sabemos que eso no es lo más natural.

¿Y porque lo hacemos entonces? Porque repito, la felicidad vende, ser el más feliz de la ruptura parece que te pone un peldaño por encima del otro.

 

Esta obsesión por la felicidad nos está llevando por el camino equivocado

la búsqueda desesperada de una sensación

que hemos convertido en una quimera.

 

La creencia de que todos los demás son más felices que nosotros, que mientras ellos consiguen sus sueños, tú estás otro día cualquiera haciendo cualquier cosa sin importancia.

Ese no es el camino, la felicidad no se alcanza exclusivamente cuando alcanzas tus sueños, no es un objetivo final que debas marcarte, las satisfacción con uno mismo, la alegría, puedes encontrarlas desde que te levantas por la mañana hasta cuando haces un descanso en el que bromear con tus compañeros de trabajo.

 

Si sometes tu felicidad a la consecución de todos tus retos,

te estás condenando al fracaso emocional,

porque siempre aparecerán retos nuevos

y nunca los lograrás todos

 

 

 APRENDE A REGULAR TUS EMOCIONES

Muchas personas vienen a consulta y tienen claro su objetivo “quiero acabar con la ansiedad” o “lo único que quiero es dejar de tener miedo”, pero el primer paso es ser consciente de que la ansiedad y el miedo están ahí por una razón.

Piensa en las ocasiones en las que has acudido a una entrevista de trabajo, esa ligera presión que te empuja a pensar que ropa vas a ponerte, que vas a decir en la entrevista, cómo vas a saludar al entrevistador…,

esa sensación es lo que llamamos ansiedad

La ansiedad te activa, te prepara para huir o para enfrentarte al problema, sin embargo, la ansiedad se convierte en una sensación desagradable o que nos bloquea cuando sobrepasa los parámetros de intensidad, frecuencia y duración, por eso es más importante que aprendas a regular tus emociones a que trates de eliminarlas, porque todas tienen una función en nuestro organismo.

 

Cuando cruzas en rojo y un coche aparece de repente, no es la alegría la que activa tu sistema nervioso y tensa tus músculos para que puedas correr más deprisa,

es el miedo el que te está salvando la vida.

 

LA TRISTEZA, NUESTRO GRAN ENEMIGO

No solo la ansiedad o el miedo cumplen una función, hablemos del gran enemigo, ese al que todos aborrecemos cada vez que aparece,

la tristeza

Recuerda la última vez que has estado triste durante un par de días o semanas, quizá tu última ruptura, tu cerebro no para de reflexionar y preguntarse como ocurrió, qué hiciste mal para llegar a ese punto, cómo podrías haberlo evitado, es más, cuando tus amigos y las personas de tu entorno te ven en ese estado tratan de animarte, sacarte de casa.

La tristeza tiene la función de hacernos pensar sobre lo ocurrido, nos enseña que esta situación no nos gusta y por tanto hay que recapacitar para saber cómo evitar que vuelva a ocurrir.

No se puede negar, la alegría es una emoción maravillosa, pero no debemos temer al fracaso, representa el principio del éxito, a fin de cuentas el ser humano, la evolución, es el resultado de millones de errores, errores de los que hemos sabido aprender.

Levantarse por la mañana y leer en una taza “va a ser el mejor lunes de toda la semana” sin duda te saca una sonrisa, la realidad es que necesitamos esperanza y motivación para engrasar nuestro cerebro, pero también necesitamos tener emociones de esas que llamamos negativas para vivir los matices de cada experiencia y disfrutar aún más de los buenos momentos.

En definitiva, quizá no nos vendría mal leer de vez en cuando algo como esto:

– No siempre tendrás un buen día, pero no pasa nada por eso

– Algunas veces no vas a conseguir eso que te propones, pero siempre podrás aprender algo de ello.

 

Gestión de la frustración en Vigo

 

 

 

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué te preocupa?

Cuéntamelo en el 986 221 645 o bien en el 698 137 440

×